Cómo degenerar la genialidad de Milton Glaser

blog_pobre-milton-glaser

Es cierto que muchas veces los comunicadores visuales, diseñadores, artistas visuales, fotógrafos y demás allegados a esta bendita actividad (comunicar con imágenes, aunque sea en distintos niveles y con distintas intencionalidades) nos valemos de símbolos preexistentes en la cultura para descentrarlos de su significado, y así generar una reacción, «desacomodar» al observador, para que finalmente éste caiga en nuestra trampa retórica. Si bien esto es completamente válido, creo que hay ciertos límites, o al menos, buen gusto.

Este es el caso de uso y abuso de la genialidad de Milton Glaser, uno de mis referentes en cuanto a diseño gráfico, ilustración y genialidad visual: Milton diseñó en el año 1975, el ultrafamoso Isologotipo de «I Love New York». Este ícono que ha sido intervenido y bastardeado por casi cualquier ser humano en el planeta, mayoritariamente de manera «informal», es decir, no con fines de volver a vender la misma idea, ha sido manipulado en estos últimos años de forma de convertirlo en idea para reemplazar dicha sustitución (la del corazoncito rojo por «love»), ahora reformada para Sony Ericsson, donde en lugar del corazoncito, está el sofisticado isotipo de la división de telefonía celular de Sony.

Que decir sobre esto… pienso que es un robo casi deliverado. Funciona? Probablemente si, porque como dije al principio, la idea del ícono que remplaza el «love» está tan impregnada en el mundo, que se puede llegar a sustituir nuevamente por otra cosa. Al no entender de entrada el mensaje, y no encontrar lo primero que busca inconcientemente la mente, que es el corazón, la sustitución de significado resultante es el logo de Sony por «love». Ingenioso. Pero no original.

Mucho menos original, y hasta patético, es pretender llegar a ese mismo nivel de impacto y sustitución logrado por Sony, con los carteles de campaña del Pro, donde supuestamente el triangulito (marca de Propuesta Republicacana, partido político de Argentina… que ya se ha usado como «play») estaría ocupando el lugar de «love». En este caso he visto una serie de afiches en vía pública, donde valores esenciales hoy faltantes a la vista de muchos argentinos, son puestos como mira de propaganda política (seguridad, trabajo, etc.)

Mi querido Milton Glaser, estas «adaptaciones» de vuestra genialidad, nunca empañarán el criterio y la creatividad que a lo largo de los años han servido a incontables generaciones de diseñadores gráficos, que como yo, te admiramos profundamente.


6 comentarios acerca de “Cómo degenerar la genialidad de Milton Glaser

  1. Lo que voy a probar ahora es un comentario largo, de un usario no registrado.

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Sed cursus consectetur volutpat. Vivamus a nunc consequat lorem sollicitudin mollis ac eget tortor. Pellentesque habitant morbi tristique senectus et netus et malesuada fames ac turpis egestas. Nulla facilisi. Duis nisi dolor, dapibus sit amet dignissim vitae, laoreet eu nulla. Pellentesque habitant morbi tristique senectus et netus et malesuada fames ac turpis egestas. Fusce scelerisque diam leo, eu bibendum lorem. Praesent eu turpis erat, vitae pellentesque arcu. Suspendisse vel felis diam, ac placerat dui. Maecenas a tellus a mauris bibendum sagittis auctor id sem. Morbi hendrerit, tortor adipiscing bibendum luctus, orci erat convallis purus, a eleifend tellus dolor in mauris. Nunc aliquam posuere dignissim. Vivamus et quam felis. Ut ut libero in lectus condimentum sollicitudin. Vestibulum vel urna dolor. Suspendisse eleifend sapien sed justo rutrum sed fringilla nunc facilisis. Fusce pellentesque posuere placerat.

  2. otro comentario más………

    y es largo

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Sed cursus consectetur volutpat. Vivamus a nunc consequat lorem sollicitudin mollis ac eget tortor. Pellentesque habitant morbi tristique senectus et netus et malesuada fames ac turpis egestas. Nulla facilisi. Duis nisi dolor, dapibus sit amet dignissim vitae, laoreet eu nulla. Pellentesque habitant morbi tristique senectus et netus et malesuada fames ac turpis egestas. Fusce scelerisque diam leo, eu bibendum lorem. Praesent eu turpis erat, vitae pellentesque arcu. Suspendisse vel felis diam, ac placerat dui. Maecenas a tellus a mauris bibendum sagittis auctor id sem. Morbi hendrerit, tortor adipiscing bibendum luctus, orci erat convallis purus, a eleifend tellus dolor in mauris. Nunc aliquam posuere dignissim. Vivamus et quam felis. Ut ut libero in lectus condimentum sollicitudin. Vestibulum vel urna dolor. Suspendisse eleifend sapien sed justo rutrum sed fringilla nunc facilisis. Fusce pellentesque posuere placerat.

  3. Hay ciertas genialidades que pasan a formar parte del patrimonio de la humanidad. La síntesis conceptual que logró plasmar Milton Glaser es una de ellas. Pretender que su legado no hizo escuela, y que su «idea» no influyó, influye o influirá en los diseñadores, es como pretender que nadie use ruedas porque a alguien se le ocurrió inventarlas.
    Tu punto es muy bueno criatura creativa, pero lamento decirte que tus ideas probablemente serán plagiadas algunas vez, si es que son los suficientemente buenas. En todo caso, nuestro amigo Milton, más que plagiado se debería sentir inmortalizado por su obra, y honrado por el replique de la misma.
    Saludos, una admiradora de tu trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *