Cuando las tardes se llenan de risas…

 Títeres, música y circo en PSC

La llegada de un circo, un parque de diversiones o de  espectáculos artísticos para chicos (y grandes) implican la oportunidad de disfrutar de actividades que pocas veces están en los programas habituales de los habitantes de una localidad como Puerto Santa Cruz.

Estos días, con la presencia de todo lo mencionado anteriormente,  pude darme cuenta de la sonrisa que acompaña a la  enorme emoción que muchos chicos sienten al poder  participar de eventos de este tipo. Fui testigo del ritual que se esconde en esas  salidas tan esperadas.

Más allá de la diversidad de cada espectáculo, cada actividad  presentada durante estos días guarda en su esencia un mensaje que quizá con el tiempo se transformará en  preciados recuerdos de la infancia, como la mano de mamá o papá sosteniendo con fuerza esa otra manito;  la sensación de haber visto  un escenario aparentemente gigante y a lo lejos la memoria del murmullo de otras personas, recuerdos  que siendo adultos  reviven  cuando nos vemos reflejados en la  risa de nuestros hijos.

artistas itinerantes en PSC
artistas itinerantes en PSC

El jueves pasado se presentó en el Centro Cultural Municipal de esta localidad el espectáculo artístico itinerante “Las Alas” como resultado  de la puesta en escena del Grupo de Títeres + Música “Canapé de Polenta”. Los artistas – en cada lugar donde se presentan-  ofrecen un espectáculo entretenido que al mismo tiempo es de  gran valor educativo, con lenguaje y contenidos muy cuidados. 

Cada  historia busca rescatar la importancia de la amistad, los sueños, el amor, la lealtad y pone foco en el  valor que tiene la infancia.  En esta oportunidad los chicos de Puerto Santa Cruz  descubrieron a Sísifo, un muchacho soñador, que al ver volar un águila se ve conmovido por su libertad y quiere alcanzarla. 

“Canapé de Polenta” es una productora con más de 16 años de experiencia que apela  a potenciar  el plano expresivo de los chicos. Residentes en Quesquén (Buenos Aires), los titiriteros viajan por todo el país presentándose en colegios, teatros, eventos públicos y privados. 

Finalmente con la presentación del “Circo” durante este fin de semana se completó  la excusa para que grandes y chicos pudieran romper una vez más con la rutina del sábado o domingo.

Sin duda es además un tiempo para  que los padres aprovechen a compartir calidad,  diversión y cultura. Sí, cultura porque más allá del algodón de azúcar, las piruetas, malabares o técnica, existe un trabajo que requiere disciplina, mucha preparación y siempre guarda algún mensaje.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *