Dime que No

DIME QUE NOTodavía a nuestros representantes les cuesta aceptar un No como respuesta y sucumben permanentemente a la tentación de Gobernar por  decreto, ya sea de necesidad o urgencia. En este contexto,  el nuevo Congreso  habría dado  muestras aparentes de posibles reacciones.  Sin embargo, cuando  se “suponía” que finalmente y tras el cambio en el Poder Legislativo podríamos creer en esperar que los miembros mencionados  asumieran el compromiso por el  que fueron elegidos mediante el voto,  lo que como ciudadanos encontramos son permanentes enfrentamientos sin que exista un verdadero debate de ideas y que logicamente estas peleas terminan por traspasar la barrera del mismísimo respeto hacia las instituciones y personas  apareciendo en el escenario político  tensiones que van más allá de ser oficialistas u opositores. 

 ¿Cuándo será el momento de comenzar a poner al ciudadano por sobre sus propios intereses políticos (o personales)?. ¿Cuándo se intentará trabajar articuladamente en un proyecto de país desde lo ejecutivo, lo legislativo y lo judicial?.

 A días de iniciar este 2010, un nuevo conflicto por legitimar espacios de poder daría nuevamente muestras de la crisis institucional. 6.500 millones de razones y declaraciones podrían sumarse entre todas las voces que por estos días han opinado por los medios.

Desde ASD pensamos acerca de la conveniencia de exponer cierta postura sobre el tema de las reservas y compartirla – como es habitual en cada edición – con nuestros lectores.  Más allá de reiterar lo informado por la agenda de los medios en relación con el tema,  y a punto de celebrar 200 años del nacimiento de Argentina como Nación, nos parece oportuno citar las palabras que Mariano Moreno expresara en los orígenes de nuestro país acerca de la representatividad: Es justo que los pueblos esperen todo bueno de sus dignos representantes; pero también es conveniente que aprendan por sí mismos lo que es debido a sus intereses y derechos.”
 
 Una vez más la Educación adquiere el protagonismo de ser un pilar fundamental. En el imaginario colectivo hubo un tiempo donde se suponía que había espacios dentro de la currícula,  especialmente diseñados para que también en los colegios los alumnos comenzaran a entender qué era la política, la democracia o la importancia de los partidos políticos entre otras cosas.  En apariencia se enseñaba un compendio de conceptos viables. Sin embargo es cierto que a medida que pasan los años lo escrito sobre el papel de los libros de textos se desdibuja y lamentablemente, la realidad demuestra que los mecanismos por conservar el poder distan bastante de las letras.

Así, intentando dejar a un lado los dimes y diretes (sumadas a las conjeturas ya retransmitidas por los medios) a lo anteriormente mencionado se agrega el recuerdo de Néstor García Canclini, sociólogo argentino muy conocido en el ámbito de la Comunicación Social por sus estudios sobre globalización y sus efectos.

En el libro “Consumidores y Ciudadanos- Conflictos multiculturales de la globalización” se trata de entender cómo los cambios en la manera de consumir han alterado las posibilidades y las formas de ser ciudadano.

Quizá el lector se pregunté: ¿Qué relación guarda este último párrafo con el mencionado “conflicto veraniego” desde el comienzo?. Todo está vinculado o mejor dicho encadenado. De este modo, en una sociedad de consumo- una sociedad donde son pocos los que acceden a satisfacer esas necesidades impuestas por el mercado- los jóvenes y el lugar que ocupan en este tramo del eslabón-  se convierten en pieza fundamental de este engranaje donde lo que prima es la preocupación por la posibilidad de consumir. 

A estos potenciales ciudadanos quizá les importe más qué nuevo celular podrían llegar a comprar antes de conocer quiénes son o serán aquellas personas que tendrán la responsabilidad de trabajar y tomar decisiones en favor de los habitantes de un país . Por otro lado, a quienes ya hemos asistido a varias elecciones, qué es lo que nos interesa verdaderamente? ¿Cuánta veces votamos a conciancia a los políticos que deciden por nosotros?.

Como ciudadanos tenemos la enorme obligación de cuestionar a nuestros representantes , que las situaciones “fuera de lugar” también nos asombren. En este punto cabe llamar la atención sobre la perniciosa costumbre de la dirigencia política argentina de violentar nuestra Constitución Nacional y gobernar como si nuestro país no fuera una República. Debemos exigir a nuestros representantes que respeten, sin excepeción, nuestra Carta Magna. Acá no se trata de ser oficialista u opositor. En este punto si tiene razón Redrado o la Presidente es un problema que desnuda uno quizás más grave. Los Poderes del Estado Republicano no están funcionando y todavía nos preguntamos por qué en el mundo no somos creíbles. 

Recordemos que el voto de cada habitante tiene valor y otorga poder. Ese poder que debería ser utilizado para la búsqueda del bien común y que debería honrar a  quienes durante 200 años entregaron su vida para que tengamos una casa digna, en la que todos los argentinos podamos vivir como Nación.


3 comentarios acerca de “Dime que No

  1. Seguramente el ciudadano sera tenido en cuenta sobre los intereses sectoriales y/o personales ,cuando los postulantes al poder dejen de deslumbrarse por lo mediatico, por los flashes que acaparan ,por la frivolidad a la cual se suman aconsejando la incorporacion de carne porcina a la dieta afrodisiaca…..a la prepotencia de ningunear funcionarios que dejan de estar al servicio de sus caprichos.En suma , cuando dejen de confundir autoridad con poder tomando conciencia que la autoridad se gana con trabajo, honestidad y respeto El poder se impone con prepotencia miedo y usura.
    Como siempre todo es opinable ,pero el atropello y permanente show al que nos tienen acostumbrados aquellos que juraron sobre un EVANGELIO que no respetan ,parece no tener fin…..DIOS SALVE A NUESTRO PUEBLO ……

  2. Coincido con María. Necesitamos asumir como ciudadanos que nuestro voto debe ser estudiado, para que quien llegue al poder no sea el menos peor…si no, indefectiblemente seguiremos a merced de unha clase política caduca, sin horizontes ni proyectos, más que los de perpetuarse para seguir imponiendo su criterio, que segun ellos, es el único que vale. La democracia es intercambio y equilibrio de opiniones, esto no es democracia.

  3. CREO PERSONALMENTE QUE LA EDUCACION CUMPLE UN PAPEL FUNDAMENTAL EN LA FORMACION DE CIUDADANOS RESPONSABLES QUE CONOZCAN QUE ES EN REALIDAD UNA REPUBLICA Y COMO DEFENDER LA IDEA DE SER REPUBLICANO, PERTENECIENTE A LA REPUBLICA, QUE ES DE TODOS Y ESO NOS OBLIGA A TENER RESPONSABILIDADES CON ELLA, LA ENSEÑANZA EN NUESTRO PAIS NO FORMA CIUDADANOS, FORMA CONSUMIDORES QUE NO TIENEN CRITERIO PROPIO SOLO PIENSAN EN FORMAR PARTE DE GRUPOS QUE SE DISTINGUEN POR UNA FORMA DE SER: CUMBIOS, FLOGERS O COMO SE LLAME, PERO CARECEN DE IDEAS QUE LOS HAGAN PARTICIPAR DE LOS PROBLEMAS DEL PAIS, ESO DEBE CAMBIAR Y EL MINISTERIO DE EDUCACION DEBE MODIFICAR LOS CRITERIOS EDUCATIVOS PARA FORMAR Y NO DEFORMAR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *