Es verde lo que se pinta de verde.

Por Caro.

La Responsabilidad es nuestra.
La Responsabilidad es nuestra.

“Es verde lo que se pinta de verde”, tal como lo dijera  Eduardo Galeano cuando se adelantaba, considerablemente muchos años antes,  al  debate existente entre  la verdadera responsabilidad delos seres humanos, los intereses -creados y poco visibles- de las grandes corporaciones respecto al poder -político- o  la real necesidad de proteger y preservar el lugar donde vivimos. El autor uruguayo en su libro “Úselo y tírelo” planteaba  la urgencia de ocuparse de la  problemática ambiental tiempo antes de que la ecología se convirtiese  en moda y adquiriese “respetabilidad” en el debate cultural.

Es cierto, hoy se habla más del tema y de la parte que nos involucra . El medio ambiente es un concepto muy utilizado y familiar a todos en nuestra cotidianeidad pero ¿Qué es y qué relación tenemos con el “medio” en nuestro ámbito más cercano? ¿Podremos ser capaces de asimilar que es parte nuestra aunque esté fuera de nosotros? ¿Seremos capaces de cultivar ese sentido de integridad a las generaciones próximas futuras? . El gran desafío que afrontamos todos desde nuestro carácter de habitantes del planeta es encontrar el equilibrio entre lo natural, el cuidado de nuestro lugar  y al mismo tiempo considerar que es fundamental poder  transmitirle ese mensaje al nuevo habitante de la Tierra que vive “en medio del medio ambiente”.

 Estamos estrechamente relacionados   con el entorno  y por eso cada persona debería asumir la responsabilidad de sus actos y ser concientes de que las acciones que podramos hacer  repercutirán directamente en nuestro planeta y por tanto,  afectarán siempre a los demás habitantes en absolutamente todas las formas de vida que nos rodean.

Es necesario hablar de calidad de vida siempre que nos referimos al medio ambiente. Invito a que  cada uno haga este simple ejercicio: imagínese en su espacio natural favorito, ahora trate de verlo completamente devastado, finalmente deténgase a “sentir” lo que esa idea le provoca…

El contacto con nuestro medio ambiente inmediato es fundamental para nuestro bienestar, es saludable disfrutar de los recursos que la naturaleza nos regala, es una herencia intrínseca de nuestra especie; sin embargo aún siendo la cúspide de todas las especies, no podemos terminar de entenderlo.

Quienes participamos de la educación ambiental tratamos de que no sea una moda, tenemos por objetivo poder revertir ese desdoblamiento entre el hombre y la naturaleza, producido por la modernidad que propone un estilo de vida “automatizado” en el que caminar por placer, respirar profundo por relajación, cerrar los ojos para oír u oler, tocar las texturas que nos rodean y todas aquellas acciones básicas y necesarias para nuestro bien estar, fueron dejadas de lado y se reservan exclusivamente para “las vacaciones”  sin considerar que estas cuestiones son esenciales, como lo es el respeto por la vida. Debemos aprehender a relacionarnos permanentemente con lo que nos rodea, poder apreciarlo más allá del folleto turístico.

La educación ambiental apela fundamentalmente a la moralidad y a la ética de cada persona, estas cualidades integradas con información adecuada es un buen comienzo para que entre todos y  cada uno intente sostener y proteger lo que queda de medio ambiente. Siendo más ambiciosos queremos recuperar lo que se ha dañado y siendo profundamente idealistas deseamos salvar el mundo , lo hacemos para el hombre, para la fauna y la vegetación … para “volver a la fuente” y en definitiva para defender la vida misma.

Todos , desde nuestro lugar en el mundo, podemos ser responsables, educar para conservar, podemos orientar a nuestros niños, exigir conductas adecuadas a nuestros vecinos y más aún a quienes nos representan políticamente y gobiernan , es nuestro derecho, nos lo debemos y se lo debemos a nuestros niños.


3 comentarios acerca de “Es verde lo que se pinta de verde.

  1. Caro!!! ya era hora de que escribieras para ASD!!!, no solo porque realmente escribís muy bien, sinó porque tenés muchísimo para comunicar. De acuerdo con vos en un 100% te quiero comentas que estoy asombrada por las realidades tan diferentes que se viven estando a 2500 km de PSC. Cuando llegué a vivir allí me entusiasmé con el compromiso con el medio ambiente que se respira en el Pueblo, pero al volver a Baires caí en la cuenta de que esa “conciencia” verde solo se dá en los lugares donde uno puede ver todo lo que tenemos para perder. Acá, nadie está demasiado preocupado. Ni siquiera veo que se les insista demasiado a los chicos en el cole..creo que la gente de la ciudad está entregada o ya dá por perdida la batalla por cuidar nuestra Tierra. Como sea, intento conservar algo de lo que aprendí allí y me he convertido en una verdadera James Lewis levantando papelitos y botellas cada vez que puedo.
    Saludos a toda la gente maravillosa del PNML y felicitaciones por la nota!
    Lucila

  2. Capo James Lewis, con respecto a lo de Bs As es como decía Friedrich Engels: la vida de los átomos, indiferencia total a lo que nos rodea, acá es más sencillo crear esa conciencia, pero no por eso más fácil. Hace poco hicimos la campaña de limpieza de la costanera y ayer vi la cantidad de bolsas en perfecta hilera por acción de las olas. La culpa de los pescadores que alguna vez llegaron y estaba todo limpio pero se encargaron de volver a ensuciar

  3. Tengo una postura con el tema de las campañas de limpieza, después de haber participado activamente en muchas, creo q se debe educar a quien las tira (toda la comunidad) y exigir que los basurales a cielo abierto sean erradicados. Pienso que si tuviese un hijo al q le junto y ordeno todo lo q tira y desordena, el crío nunca aprenderá que no se tira y se deja q otro lo junte. De todas formas uno siempre seguirá tratando de atajar penales…

    Lucila, un enorme abrazo, gracias por el espacio que me dieron Sole y vos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *