Escalera de caracol

la-escalera-caracol-800x600Un año que termina y otro que comienza y así sucesivamente a lo largo de nuestra vida, todo parece terminar y comenzar en un continuo muy parecido a una escalera de caracol. Siempre volvemos al mismo punto…pero un poco más arriba, o más abajo.   La idea del “tiempo cíclico” o “eterno retorno”, desarrollada por los más grandes filósofos de la historia –entre ellos por el Filósofo e historiador de las religiones rumano Mircea Elíade- también se refiere  al “ritual” del año nuevo. Elíade afirma que los “ritos” son como hitos o boyas que orientan la existencia y el transcurrir del ser humano. Visto de esta manera e independientemente de la religión o creencia que cada uno profese, la noche de año nuevo  representa un antes y un después, divide nuestro transcurrir en dos: lo anterior  y lo que comienza. Bajo este parámetro vivimos, proyectamos, y esperamos… En mayor o menor medida abrigamos esperanzas de que lo que viene va a ser mejor, de que con el “año viejo” dejamos atrás problemas, promesas incumplidas, proyectos inconclusos, sueños postergados…

Si continuamos intentando comprender la idea del “tiempo cíclico” podremos indagar en la necesidad que todos tenemos de instalar, aunque racionalmente suene arbitrario y subjetivo, un punto de inflexión en nuestras vidas que nos permita “barajar y dar de nuevo”. El año nuevo no es una utopía, es una profunda necesidad existencial.

También, como punto de culminación de una etapa, esta fecha es un momento propicio de balances. Para quienes hacemos ASD, este es un tiempo de necesaria reflexión sobre estos maravillosos meses transcurridos desde que nuestro proyecto de comunicación irrumpió en el espacio virtual.

ASD comenzó como una necesidad de expresión, un canal de comunicación para transmitir nuestras inquietudes, reflexiones, ideas, y también, por qué no, nuestra ideología que no es otra que la de querer construir desde la mirada crítica y constructiva, cuestionandora y proactiva en nuestra meta de aportar nuestro granito de arena para un mundo mejor.

ASD  se gestó durante interminables reuniones y conversaciones en las cuales intentamos definir el perfil que le queríamos dar. Es así como nació el 7 de agosto de 2009,  pero podemos ver, en este propicio balance de fin de año, que en pocos meses desde aquella primera “posteada”, ASD ha adquirido una identidad muy diferente a la que planteamos en la fecha de su nacimiento.

Como espacio de comunicación ha crecido mucho más de lo que imaginábamos. Sumó gente valiosa a su staff. Escritores que le dan vida y resuelven el costado literario y algo nostálgico de nuestro espacio.

En el promedio de este balance, podemos ver que en ASD la política perdió terreno porque ese espacio fue ganado por las noticias del Tercer Sector. En este punto, muchos de nuestros lectores se sienten comprometidos y colaboran permanentemente, acercando información sobre la movida solidaria en nuestro país.

En pocas palabras, a cuatro meses de su “nacimiento” y a punto de “pasar de año” ASD es, hoy por hoy, un referente importante para mucha gente de Puerto Santa Cruz, pero también para mucha más gente del resto del país y del mundo. Quienes ya se han convertido en lectores fieles, saben que en ASD no van a encontrar noticias sobre la cotidianeidad de puerto Santa Cruz, más bien podrán ver reflejada la “actualidad” de los hechos trascendentes de nuestra localidad; aquellos que tienen proyección sobre la misma Comunidad, pero que merecen ser conocidos por el público “ampliado” que nos sigue. También, aquellas noticias que tengan impacto directo en Puerto Santa Cruz, lugar que no deja de ser referente de cada posteada y razón de ser de nuestra publicación. Todas las noticias que tengan que ver con la prevención, la educación y la cultura, tienen su lugar privilegiado en Al Sur Digital.

Finalmente, sobran las palabras si tenemos que evaluar las satisfacciones que hemos obtenido en este tiempo de ASD. Con cada edición sumamos amigos, conocimos en profundidad historias que valen la pena ser contadas, llamamos la atención sobre cuestiones que pensamos que podrían ser cambiadas para mejor,  hicimos reír, llorar y pensar a casi 8 mil personas (es el promedio de visitas que lleva ASD hasta la fecha). También, sin proponérnoslo, propiciamos el reencuentro de mucha gente que había perdido contacto. Los nostálgicos que envían sus recuerdos e historias sobre Puerto Santa Cruz, se convirtieron en columnistas privilegiados de nuestro espacio.

Para el año que comienza, nuestro deseo es seguir creciendo como espacio de expresión. Poder extender nuestra cobertura, pero siempre manteniendo como epicentro a nuestro querido Pueblo. También queremos alentar a nuestros lectores a que se animen a publicar sus comentarios. Hoy en día la mayoría lo hace a la casilla privada de ASD por temor o vergüenza…La mejor manera de romper con el círculo vicioso del miedo es animarse a opinar en libertad. Así se construye la democracia. También deseamos firmemente que ASD sea reconocida como un espacio de reflexión diferente, que no pretende ocupar el lugar  ni competir con los medios de comunicación locales –que cumplen de manera acabada con su función- sino que se ofrece como un espacio alternativo de información y formación que día a día crece y suma.

Para finalizar, el equipo de ASD desea llevar a todos nuestros lectores los mejores deseos para el nuevo año: “Que el balance individual rescate lo bueno y proyecte con esperanzas y que cada uno pueda unirse en un encuentro fructífero con los demás para seguir construyendo un pueblo, un país y un mundo mejor”


4 comentarios acerca de “Escalera de caracol

  1. Chicas, muy emocionante la nota, y el espacio de reflexión respecto de la necesidad de “barajar y dar de nuevo”, como si las cartas fueran estáticas, y no fueran modificándose cada dia; quiero decir, el mazo jamás es el mismo porque todo el tiempo estamos cambiando,
    pienso que cada dia barajamos y damos de nuevo…. Y ASD es la viva imagen de ésto, empezó con una idea y evolucionó, y se superó a si misma, y sigue superándose.
    Cada semana es mas interesante leerlas asique les deseo q el próximo año, o mes, o semana, o dia u hora, les traiga la posibilidad de seguir mejorando y aprendiendo para que nosotros, los lectores, sigamos deleitandonos en éste espacio de libre reflexión.

  2. El barajar y dar de nuevo es psicológico más que nada. Uds al año estarán fusionando notas de aniversario con el santo de los trabajadores. No se si será tan necesario lo de la privacidad, tal vez dependa del tipo de nota por ejemplo no es lo mismo una nota sobre “las tres etapas del facebook” como la de “Primaveras lejanas” que me encantó” Pero bueno, allá ellos por lo pronto soy Juan Manuel Villalba.

  3. Generalmente los balances nos dejan la posibilidad de crecimiento .Uds no han necesitado del cierre anual para constatar cuanto van creciendo y como nos hacen crecer….es real, los objetivos propuestos seguramente los habran alcanzado y, quienes esperamos cada nueva edicion sentimos que no han puesto techo ….Que mas puedo que agradecerles esta presencia nutritiva …Los mejores augurios , estan en la buena senda , los que se les suman obviamente , estan identificados con esas ganas de lograr un Puerto Santa Cruz mejor .

  4. Gente! me encanta despedir el año, amo ese instante previo a las 00:00 y cuando todos decimos ¡feliz año nuevooo!!! y mis sobrinos corren a mirar los fuegos artificiales, yo siempre me quedo con los perros jaja, mis papas nos miran… luego veo q en sus ojos hay satisfacción, puedo abrazar a mi hermano q hace años esta viviendo en córdoba, yo pienso en todas las cosas que estan por venir y me siento feliz, agradecida, y deseo profundamente que a TODOS nos salgan mejor las cosas, este *ritul* me recuerda q vale la pena medir el tiempo y sus eventos, a todos un abrazote!!!

    Lucila… si lees esto, ten mando un abrazo y mis mejores deseos, fue genial conocerte y todo lo bueno que diste desde tu profesión y humanamente; como te dije, nunca te vas a ir de Puerto Santa Cruz, porque siempre podremos seguir juntos en este maravilloso espacio!

    Kro Moreno.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *