«Incluir es aceptar al otro con sus diferencias»

Lic. Hugo Fiamberti
Lic. Hugo Fiamberti

La Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad, sancionada por la ONU en el 2006 y a la cual adhiere nuestra Constitución Nacional, establece en su Art. Nro 1 que “Todas las personas tienen los mismos derechos».

El Lic. Hugo Fiamberti, Autor del libro “Los derechos de las personas con discapacidad”, trabaja activamente como personal técnico, desde el Congreso de la Nación en la construcción de un marco legislativo acorde a esta temática. Desde el INADI, realiza trabajos de Coordinación del área de Discapacidad y de la Red de Investigadores Universitarios contra la Discriminación. Asimismo, desde el Programa de Participación Ciudadana de la Fundación Par, realiza charlas y capacitaciones en todo el país con el objetivo de  derribar las barreras del desconocimiento y los prejuicios sobre el tema de la discapacidad, y para promover nuevas políticas públicas al respecto.

Taller conra la Discriminación
Taller contra la Discriminación

Durante su paso por puerto Santa Cruz, el Lic. Fiamberti abordó el tema de los derechos de las personas discapacitadas, en el marco de un Taller contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, realizado en el  CIC (Centro Integrador Comunitario). En diálogo con ASD, el Lic. Fiamberti  destacó la importancia de la educación como herramienta de construcción de un pensamiento inclusivo y antidiscriminatorio.

ASD: ¿Cuál es la diferencia entre los conceptos de inclusión y el de integración, cuando hablamos de discapacidad?

Lic. Fiamberti: El concepto de inclusión prevalece a partir de la elaboración de la Convención, porque tiene que ver con una modificación de prácticas, una modificación del manejo del espacio entendido de una manera estática. Cuando hablamos de integración, hablamos de que las otras personas modifiquen determinadas pautas para que se puedan adaptar a algo que nosotros hemos creado y hemos normatizado y no estamos dispuestos a cambiar. Lo que propone el concepto de inclusión es que hay que aceptar al otro con sus diferencias, hacerle un lugar en este sistema que hemos creado llamado “normal”. Yo para incluir tengo que modificar algo, un espacio, un pensamiento. Incluir es aceptar la diferencia.

ASD: ¿Qué lugar ocupa la educación en el proceso de cambio de mentalidad y creación de conciencia sobre el tema de discapacidad?

Lic.Fiamberti: El lugar que ocupa la educación es fundamental. No puedo decir prioritario porque en esta temática son prioritarios todos los espacios. Pero sí es fundamental en cuanto a que si no se incluyen en el nivel inicial al “diferente” estás creando una conciencia de “exclusión”. Si a eso le sumamos que en la formación docente y en los contenidos curriculares no está incorporada la temática de la diversidad y en esto no solo me refiero a la discapacidad, el producto final es una sociedad altamente discriminatoria. En el INADI tenemos estadísticas que muestran que la principal causa de discriminación es Argentina es la pobreza. En todo caso la discapacidad es la principal causa de denuncias por discriminación.

En tal sentido, los docentes tenemos que preguntarnos para qué estamos formando a nuestros alumnos, ¿es nuestro objetivo es la formación técnica, profesional o la formación en valores. Cuando una escuela no incluye al diferente, además de estar en infracción con la Ley,  produce dos efectos, un gran dolor hacia el discriminado y hacia la misma comunidad educativa provoca una práctica negativa.

ASD: ¿Qué transformaciones debería sufrir el sistema educativo argentino para convertirse en un sistema “inclusivo”?

Lic. Fiamberti: El problema fundamental no se da con los chicos en sillas de ruedas, se da con los chicos con problemas mentales, ahí se marca la diferencia. Si desde la escuela, desde los directivos de los docentes, de la comunidad de padres no hay una buena disposición y no se consideran esos chicos como sujetos de derecho, que tienen que tener las mismas oportunidades que los otros, y no creamos el sistema de apoyo necesario, se genera este sistema excluyente. Desde la formación Par tenemos un programa de Inclusión Educativa en el que utilizamos el índice de inclusión de Inglaterra, donde transformaron el 80% de las escuelas especiales en escuelas comunes. Solo dejaron el 20% de las escuelas especiales para los casos que sí, necesitan asistir a una escuela especial.

ASD: ¿En cuánto está dispuesto el Estado a respaldar este sistema “inclusivo” que requiere de recursos extras como por ejemplo la asistencia de maestras especiales en los colegios?

Lic.Fiamberti: Existe una Legislación que establece esto. Pero en esto de la educación, por más que el Estado y las Ministerios de Educación establezcan que las escuelas tienen que ser inclusivas o integradoras, eso no te garantiza nada. El problema somos las personas, porque hay escuelas que tienen hermosos carteles de “integradoras” en la puerta, y cuando vos ingresas al aula ves a dos o tres pibes con discapacidad sentados en el fondo, que cada tanto van y los riegan como un potus. Así de gráfico. Lo que sucede durante cinco o seis horas adentro de un aula es muy importante en la vida de los alumnos.

ASD: ¿Qué garantizaría que esa inclusión o integración que se pregona, se traduzca en hechos concretos?

Lic. Fiamberti: En primer lugar capacitación continua de los docentes y la inclusión en las currículas y en las prácticas de la educación inclusiva en los institutos de formación docente. Políticas de desarrollo inclusivo en los ministerios de educación. El tema es muy complejo y si bien tenemos la legislación hay una resistencia a aplicarlas. Cuántas escuelas hay que desde lo conceptual..incluso escuela religiosas y escuelas muy señoriales que ponen mil excusas para aceptar a los chicos discapacitados. Lamentablemente el cambio de pensamiento a veces se logra a fuerza de choque.

ASD: ¿Es un trabajo de hormiga y a futuro?

Lic. Lamberti: Es un trabajo de construcción y sin dudas es un trabajo a futuro. Todo lo que hagamos ahora repercutirá en el futuro, y lo que dejemos de hacer también.


Un comentario acerca de “«Incluir es aceptar al otro con sus diferencias»

  1. Que buena nota! q joya el Lic. Lamberti transmite un gran compromiso en sus respuetas.
    Esto me puso a pensar que la inclusion de personas a la sociedad es tan, tan complejo!!!; parece ser q + incapié se hace en la no discriminación y + variables encuentra este vergonzoso comportamiento.
    Quíen puede adjudicarse el título de «modelo social»?? q tan ignorante es aquel desprecia otras culturas o nacionalidades?? que te hace pensar q alguien q tiene tatuajes y aritos es adicto o tiene un problema??
    porque tener miedo de un portador VIH?? porque cruzar la calle para evitar un discapacitado??
    Es lindo poder mirar a las personas a los ojos, todos los ojos reflejan verdades y la verdad es que eso solo es posible si nos manejamos con respeto y tolerancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *