«La batería le da vida a la música»

Carlos Mayer-Clases en el Centro Cultural
Carlos Mayer-Clases en el Centro Cultural

Carlos Mayer arrancó con la música a los 6 años. Ya en Puerto Santa Cruz ingresó a la Banda Municipal Joaquín Andreu donde descubrió una batería de la cual no se despegó más. Aprendió a ser maestro de la mano de su maestro, el Director de la Banda, Federico Schiel.

Desde el 7 de septiembre, este joven baterista de 27 años, enseña los secretos de su querido instrumento en el Centro Cultural Municipal.

ASD: ¿Cómo llegás al Centro Cultural con las clases de batería?

CM: Durante los catorce años que estuve en la Banda, los chicos me pedían que les de clases pero no me daban los tiempos. Ahora, con este espacio que me brinda el Centro Cultural, puedo dar vida y utilidad a la batería que tenían guardada.

ASD: ¿Por qué pensás que despertaron tanto interés tus clases de batería?

CM: Porque como decía Federico Schiel la música te abre la cabeza. La música es lengua, es matemáticas. Con la música aprendés a desarrollar todos los sentidos.

ASD: ¿Se puede decir que tu paso por la Banda Joaquín Andreu te marcó como profesor?

CM: Con Federico Schiel crecí. Yo pasé toda mi infancia y juventud en la Banda. Allí me formé como músico y como maestro. En la Banda aprendí que antes que músicos hay que formar personas y eso intento inculcar a mis alumnos. Además, con la Banda me pasaron cosas muy importantes. Todavía recuerdo el Himno en Lago del Desierto. Eso te marca para siempre.

ASD: ¿Qué lugar ocupa la percusión dentro de la música?

CM: En mi opinión la percusión es lo que da vida a la música. Sin percusión es como que queda un vacío. Lo que te saca a bailar, lo que te hace vibrar es la percusión.

ASD: ¿Tenés algún referente como baterista?

CM: De los actuales, Alex García, de Maná.

ASD: ¿Qué es lo más difícil de aprender a tocar la batería?

CM: En realidad no es difícil. Nadie tiene que tener miedo de acercarse a las clases. Lo importante y el primer paso para aprender batería es aprender a coordinar. Mientras haya capacidad de coordinación se puede aprender.

ASD: Quienes se acercan a tus clases ¿necesitan tener conocimientos previos de música?

CM: No, la mayoría de los que ya comenzaron arrancaron de cero. La idea es arrancar con el tema de la coordinación. Una vez que se logra manejar las manos y los pies de manera coordinada empezamos con las clases de música, la idea es que lleguen a leer las partituras.

ASD: ¿Existe algún límite de edad para asistir a tus clases?

CM: Ninguno, salvo la capacidad de coordinación. Por eso tengo chiquitos de tres años en adelante. Si viene una persona de 60 también puede aprender a tocar la batería.

Al finalizar la entrevista Carlos nos muestra la batería con la que enseña en el Centro Cultural. Explica apasionado cada componente y cómo se coordinan manos y piés para lograr darle vida a este instrumento. Más tarde nos contará, casi en confidencia, que su lugar preferido es, sin dudas, detrás de una batería y que, aunque no tiene una propia en su casa, aprovecha las clases para él también, hacer sonar con fuerza los platillos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *