La difícil tarea de difundir otras voces, otras historias.

Eduardo Gómez.
Rubén Eduardo Gómez.

Rubén Eduardo Gómez es Director de la editorial Vela al Viento y en diálogo con ASD  explica cómo  más allá de las dificultades,  sigue manteniendo esa ilusión, el sueño que finalmente se hizo realidad. Nos cuenta qué caracteriza al  autor que escribe desde Patagonia;  qué es lo que  busca encontrar el lector  y principalmente, destaca  la importancia de poder conocer otras voces: las independientes.

Vela al viento es una editorial que desde 2006 y precisamente desde la ciudad de Comodoro Rivadavia promueve la difusión, el gusto por la lectura  y principalmente el acercamiento a textos de autores del sur de Argentina  incluso mediante la posibilidad de que el lector adquiera  libros vía Internet y de esta manera poder llegar en forma personalizada a distintos puntos del mundo.

– ASD: ¿Qué significa el nombre que representa a la editorial Vela al Viento?

– Rubén Eduardo Gómez: cuando la bauticé se me ocurrió que la idea de sostener una editorial en el medio de la Patagonia Central era como tratar de mantener encendida una vela en el medio de un temporal de viento. ¿Por qué? Porque había hace tres años y siguen estando allí un montón de “nos” y de imposibilidades por parte de los autores, por parte de los lectores, por parte de las librerías, las distancias de las que hablábamos antes para poder distribuir los libros adecuadamente, la feroz competencia que proponen las grandes editoriales pertenecientes a grandes grupos económicos a nivel mundial, en fin. Se trataba de una utopía.

– ASD: En su opinión, qué es lo que más se refleja a través de la literatura patagónica?
Rubén Eduardo Gómez: Lo que  más refleja es la distancia, el viaje, la soledad. Los autores patagónicos tenemos ese signo, el de tener que movernos casi constantemente. Considero que también viajamos por la web, que también nos procuramos achicar las distancias y doblar las rutas (si esto fuera posible de alguna manera) y así quitarle algunos premios al olvido y a la soledad.

-ASD: En relación a esto, el autor patagónico se caracteriza por centralizarse en un tema en particular?

Rubén Eduardo Gómez: No hay un tema en particular que signe la obra de los autores patagónicos, como tampoco creo que exista la Literatura Patagónica en sí,  por un sinfín de razones. Como dice la poeta Silvina Ocampo, existe una multiplicidad de voces en los autores llamados patagónicos, todos con una voz particular y única, pero aún así, aún cuando no pueda determinarse cuál es el tema que domina por sobre los demás, existe un sonido que habita sus textos, como si el viento pudiera habitarlos.

– ASD: ¿Qué elige más el lector a la hora de seleccionar un libro?

Rubén Eduardo Gómez: Hay cierta preponderancia de los textos más relacionados con la historia regional pero no es definitivamente una estadística a tener tan en cuenta. La poesía, los cuentos y los textos un poco más específicos como los de sociología de la cultura o los ensayos también tienen su lugar en las preferencias de los lectores.

– ASD: ¿Desde la dirección de esta editorial qué espera  que la gente encuentre en cada libro que solicita?

Rubén Eduardo Gómez: Espero que encuentren en los textos una voz cercana, la voz de alguien que comparte una región, un terruño y una patria que construye su historia y modela su identidad cultural. Espero que los lectores encuentren calidad en los textos que son absoluta responsabilidad de los autores que crean y comparten su quehacer. Y que además el libro como objeto los sorprenda gratamente por su calidad y confíen en nuestra editorial para contribuir a la construcción de la que hablaba recién. Yo mismo me sorprendí al ver como algunos lectores al hojear las páginas de nuestros libros, acariciaban las hojas en papel ilustración como si pudieran también tomar las letras con los dedos. Eso también es gratificante.

 

-ASD: ¿Considera que la gente lee menos que antes?

Rubén Eduardo Gómez: No, considero que la gente lee peor que antes. Creo que las grandes editoriales con artimañas publicitarias y con un fuerte respaldo económico venden libros que son extremadamente vacíos o de mala calidad, pero que son transformados en best-Sellers de la noche a la mañana. Asimismo hay escritores que trabajan a pedido produciendo libros para la coyuntura política o social del momento, por lo que esos libros terminan siendo tan efímeros como las noticias de cualquier diario. Movidos por la publicidad y por los comentarios en los suplementos culturales, los lectores corren a adquirir esos libros que, en definitiva, no les aportarán más que un programa de Tinelli y servirán solamente para el comentario al día siguiente. Por eso es que son necesarias las editoriales independientes, las librerías independientes y los escritores independientes. Para que la otra voz pueda ofrecerse y tener la otra campana a la que parece más estridente y única. Muchas veces cuando se confrontan los discursos, es importantísimo que la otra voz esté allí, expuesta y publicada, con calidad y excelente presentación. A la larga son esas las voces que tendrán preponderancia.

 

 

 


2 comentarios acerca de “La difícil tarea de difundir otras voces, otras historias.

  1. gracias por difundir la labor de quienes, como Rubén, se desmarcan del mercadeo de la palabra impresa y apuestan por construir un refugio para la literatura.
    enhorabuena por esta entrevista clara y concisa en la que nadie se muerde la lengua!
    saludos desde España,

    adriana
    (ultimos poemas a buenos aires)

  2. ¡Hola, Rubén! Leí atentamente tu entrevista. Correctísima tu versión, yo le agregaría, que el clima y el paisaje y todo el entorno patagónico, no deja que se nos agote loa paciencia y seguimos, seguimos, sin claudicar, porque estamos acostumbrados a que nos olviden. Conociendo y asumiendo este hecho, damos vuelta el centro de atención de Dios y disponemos que la oficina central del Creador, sea la Patagonia misma. Porque..¡qué saben los de afuera… ni siquiera geografía! Besos y felicitaciones.
    Negrita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *