«La historieta argentina hace escuela en el mundo»

Chiri Von Fiesta por Alejandro Aguado
Chiri Von Fiesta por Alejandro Aguado

“Durante años, las poéticas de la historieta estuvieron cifradas en los mismos cuadritos, y solo a partir de los años ’60 la historieta descubrió que estaba hecha de signos, que los autores eran artistas y la historieta un arte posible. Había llegado el fin de la infancia.»

DE SANTIS, Pablo. La historieta en la edad de la razón, Buenos Aires, Paidós, 1998.

Quien se asoma al laberíntico mundo de las historietas puede perderse, puede quedar atrapado y sin querer escapar. Lo que en principio resulta simple curiosidad,  suele convertirse en real fanatismo. La historieta puede lograr en un cuadro, en su aparente quietud, contar una historia repleta de movimiento y significado. Lo realmente asombroso es que el estilo argentino de hacer historieta hace escuela en el resto del mundo.

Uno de los representantes de esta  movida en nuestro país es el historietista patagónico Alejandro Aguado quien a los largo de su carrera ha recibido numerosos premios, tanto en el país como en el exterior.  Alejandro comenzó a publicar, con 16 años de edad, en el diario de mayor tirada de la ciudad y región donde nació y reside, Comodoro Rivadavia, en la región central de la Patagonia argentina. Editó “Duendes del Sur”, la primera revista de historietas de Chubut. Dirigió la revista “El Rey Tuerto” y el suplemento semanal “El Espejo. De los dibujantes del sur”. El suplemento, en sus 89 números, fue la cabecera de un movimiento historietístico a nivel Patagonia, que brindó espacio a más de sesenta autores de la región.

En diálogo con ASD nos cuenta: “En realidad desde los ’90 que la Patagonia tiene una movida muy grande que surge de varias revistas que después juntamos en un suplemento que se llamaba El Espejo. Ahí publicamos 60 autores. Esa movida tuvo más difusión a nivel internacional que en Argentina, porque antes no había Internet, que hoy en día ayuda mucho para la difusión de nuestro trabajo”

ASD: ¿Cómo hacen los autores de historieta de la Patagonia para imponerse en un mercado tan difícil como el argentino?

A.Aguado: Los argentinos que hacemos historieta no somos profetas en nuestra tierra. Para publicar te tenés que ir al exterior, en Europa o EE.UU. Aaunque a nivel nacional hoy en día hay un resurgimiento de la historieta. Es impresionante lo que está pasando.

ASD: ¿Puede ser que el género esté un poco subestimado?

Alejandro Aguado: Está subestimado en Patagonia porque no hay mucha tradición de consumo de historieta. Pero en Buenos Aires es un género muy valorado, porque Buenos Aires mira mucho afuera y en el Primer Mundo la historieta es un género de vanguardia. El arte de vanguardia que está haciendo punta en todo es la historieta. El prejuicio con este género pasa porque hace 15 o 20 años atrás era considerado solo para entretenimiento. Pero con la llegada de Internet, el videocable y los juegos, empezó a volcarse a un lado más artístico y personal.

ASD: ¿Que diferencia a la Historieta de los otros géneros artísticos?

Alejandro Aguado: En la historieta se conjugan muchas artes, las artes plásticas..la fotografía…todas las artes visuales se conjugan en la historieta. La forma de narrar también se ha renovado y hoy en día la narración de la historieta ha adquirido un lenguaje propio.

ASD: ¿Qué se puede comunicar desde una historieta, que no se puede comunicar desde otras artes visuales o narrativas?

Alejandro Aguado: La historieta tiene la versatilidad de poder comunicar todo. Desde lo personal estoy enfocado en utilizar la historieta para contar la historia de la Patagonia, su pasado, o ficcionar en la Patagonia. Desde ese lugar tomo como referencia el dicho “pinta tu aldea y pintarás el mundo” y así intento contar algo distinto. Yo tengo libros escritos sobre la Patagonia que se usan mucho a nivel académico y todo ese material lo estoy tratando de volcar a la historieta.

ASD: ¿ En qué se diferencia la movida patagónica, de la historieta hecha en Buenos Aires?

Alejandro Aguado: Todos los estamos trabajando en la Patagonia, que estamos agrupados en la revista La Duendes y en el Blog Historieta Patagónica ( www.laduendes.blogspot.com, www.historietapatagónica.blogspot.com), que tiene más de 100 mil lectores, lo que hacemos es mostrar una cosa distinta, cuidamos mucho el dibujo y no tenemos problema de trabajar con distintos estilos de historieta. Las revistas de Buenos Aires trabajan un solo tipo de temática, tenés revistas dedicadas exclusivamente a la historieta experimental, o a la historieta de vanguardia y todo el resto te lo deja de lado. Nosotros trabajamos todos los estilo, desde humor gráfico hasta historieta de autor, historieta experimental.

ASD: ¿Tiene espacio el  humor gráfico, especialmente político en la Patagonia?

Alejandro Aguado: Argentina tiene una gran tradición en humor gráfico. En la mayoría de los diarios de Patagonia tenés humor gráfico. Acá en Comodoro tenés humor gráfico desde el año 1917, con la aparición de los primeros diarios. El problema del humor gráfico vinculado con la política es que hay mucha censura. Si estás trabajando para un diario tenés que amoldarte a su línea. Incluso hay diarios que prefieren no publicar “chistes” para no tener problemas. Pero los que hacemos esto,  nos gustas trabajar con todos los temas, si no podemos con el humor político nos volcamos a otros estilos.

ASD: ¿Tenés algún referente del mundo de la historieta a la hora de hacer tu trabajo?

Alejandro Aguado: Creo que uno recibe influencia constante y de todos lados. La diferencia que tenemos en Argentina es que somos una de las siete potencias mundiales en la creación de historietas. Hay un estilo argentino de dibujo que ha hecho escuela a nivel mundial. Por ejemplo Sin City se hizo a partir de una historieta de un autor que tomó su estilo de Alberto Breccia. Otro ejemplo es la famosa tira Asterix. El dibujante de Asterix trabajó en la editorial que hacía Patoruzito y Asterix está inspirado en Patoruzú. Si agarramos historietas de Italia, Francia, Inglaterra, EE.UU están llenas de dibujantes argentinos.

ASD: ¿De tus personajes de historieta, cuál es el preferido?

Alejandro Aguado: Mi personaje más conocido y que ya lleva 10 años de publicación en el diario, es Chiri Von Fiesta. Hoy en día ese personaje se está publicando mucho en Buenos Aires y en el exterior. Su particularidad es que es un personaje mudo, es algo surrealista.

ASD: ¿Se cansa un historietista de hacer siempre el mismo personaje?

Alejandro Aguado: Sí, cuando uno lleva mucho tiempo haciendo el mismo personaje a veces uno se aburre. Yo con Chiri…cuando me aburro, le cambio el estilo.

Para finalizar, Alejandro Aguado no quiere dejar pasar su opinión sobre la necesidad de revalorizar a los historietistas patagónicos: “Es importante que  sepamos que hay un excelente grupo de historietistas patagónicos. Arrancamos en los 90 y en 2007 volvimos con la revista La Duendes que es de distribución nacional, pero a su vez creamos un blog que se llama “Historieta Patagónica que reúne a 30 y pico de dibujantes. Hoy en día estamos considerados uno de los principales grupos del país. Tenemos gente de todos los lados, inclusive tenemos dibujantes invitados de España, de Colombia…Es más este martes empieza a trabajar con nosotros un dibujante que trabajó con Oesterheld, el autor de  El Eternauta”


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *