La pobreza y el caleidoscopio de Fernández

pobreza-editorial

Casi la mitad de los argentinos son pobres. Lo afirma la Conferencia Episcopal Argentina y lo ratifica nuestra percepción que lejos de engañosa, nos devuelve las necesidades insatisfechas de montones de personas que cruzamos a diario por las calles.

Es posible que los números no lleguen a conmovernos y que esta disputa mediática entre quienes agregan dígitos y quienes los quitan, solo llegue a detener por segundos nuestra vorágine cotidiana. Tiene razón el Gobierno, no…Tienen razón los otros. Listo, pasemos a otro tema.

Si pudiéramos superar la propia incapacidad para profundizar en lo que más nos duele, comprenderíamos quizás, que la pobreza deja de ser un problema cuando se convierte en realidad. Esta diferencia, que no parece tal, radica en que cuando hablamos de problema,  nos dedicamos especulativamente a buscar soluciones, pero cuando nos chocamos con la realidad no queda otra que hacernos cargo y echar manos a la obra.

En este punto, debemos acostumbrarnos a que no siempre es el Estado el que va a aportar las soluciones. En primer lugar porque, según las mediciones oficiales, no hay tantos pobres como parece y, en segundo lugar, porque la historia  nos demuestra que muchas veces el Estado no intervino para erradicar la pobreza, sino para manipularla. El asistencialismo –forma desvirtuada de la asistencia- y el clientelismo, han sido flagelos tan difíciles de combatir en la Argentina,  como la misma pobreza.

Una solución posible: la real articulación entre los genuinos esfuerzos del sector público (en el cual existen muchísimas personas comprometidas) y la movida del Tercer Sector (ONGs, fundaciones, cooperativas, cámaras empresariales, organizaciones religiosas, y emprendimientos solidarios en general) que cada vez cubre mayores espacios y de una manera más prolija y sustentable.

Sabemos que la burocracia estatal demora y obstaculiza las políticas sociales;  bien se podría aumentar el aporte estatal que magramente se destina a respaldar a las organizaciones solidarias no gubernamentales,  involucradas en la formación de  redes para paliar lo urgente y cimentar lo importante. Esto es, la construcción social a través de la contención, la capacitación y el trabajo que dignifica y hace al hombre libre.

Mientras tanto, deberíamos ignorar las necias declaraciones de nuestro “brillante” Jefe de Gabinete,   quien mantiene su vergonzosa actitud de relativizar las preocupaciones de los argentinos atribuyéndoselas a campañas mediáticas manipuladoras de la opinión pública.

Parece ser que el ex Intendente de Quilmes, y ex Ministro del Interior y ex Ministro de Seguridad y Justicia, no conforme con haber fracasado en cada una de sus funciones, se dedica ahora a interpretar las declaraciones del Papa Benedicto XVI -quien advirtió sobre “el escándalo de la pobreza en la Argentina”- al considerarlas un mero formalismo.

La explicación a la mirada distorsionada de Fernández ,   se puede encontrar en el caleidoscopio que habría recibido como atributo de sus funciones. El caleidoscopio de Aníbal es su secreto mejor guardado. Le muestra la realidad convertida en millones de diminutos espejitos de colores que se mueven al ritmo de su propia conveniencia.

Lucila Colombo


9 comentarios acerca de “La pobreza y el caleidoscopio de Fernández

  1. Estimadas editoras:
    Leo con grata sorpresa ésta nueva edición de la Revista Digital. Con mucho agrado veo no solo la cantidad sino la “calidad” de cada uno de los segmentos y notas.
    Además del profesionalismo y excelencia periodística, evidencian un auténtico compromiso y sensibilidad social, virtudes que otros pseudos-periodistas locales (por no decir noteros de cuarta) adolecen. En buena hora, nos encontramos frente a gente seria, capacitada y responsable, y no chabacana, mediocre, vulgar, faltos de clase y que dejan dudas sobre su hombría de bien y cualidades de caballero.
    Gracias a ustedes, me empiezo a inclinar por la prensa escrita.
    Me encantó el Editorial, la imaginación del Contrapunto y el Entre Líneas (realmente invita a la reflexión).
    Sigan así y hasta dentro de 15 días.

  2. Estimado Esteban. No sé muy bien a quien se refiere pero le puedo asegurar que solo hemos recibido buenos comentarios. De todas maneras me imagino que ciertas personas no deben estar de acuerdo con lo que escribimos. Si es así, bienvenida su opinión.
    Para finalizar le aseguro que dada nuestra preparación e integridad profesional y personal, algunas palabras, en boca de algunas personas, nos suenan a elogios!
    Saludos! ASD

  3. El caleidoscopio es lo que llevo a este buen hombre a avanzar con paso firme y letal por cada uno de los lugares donde prestó función.
    Es una excelente cara para la payasada de este Gobierno.
    Buenisima la nota, y espero que la gente pueda seguir nutriendose con realidad en vez de atorarse con mentiras….

  4. increibleeeeeeeeeeeeee, anoche lo vi a anibal fernandez en un programa de television, america con fantino, hablando y pretendiendo hacernos creer que es un capo en futbol nacional, ahora el vivo es el o sea que el gobierno argentino se hara millonario con los negocios del futbol, yo realmente las felicito por esta nota, y ojala esta pueblo argentino haga estronar el escarmiento, con estos politicos que lo unico que consiguen es hambrear al pueblo…………………..y fracasar,ya que el negocio, es para ellos no para el pueblo…………

  5. Lucila, coincido plenamente con tu ejemplificación acerca de que Fernández vive “su realidad” a través de un caleidoscopio. Obvio, esos espejitos coloridos que mueve a su antojo son los únicos que no devuelven imagen. ¡IDEAL PARA QUIEN NO PUEDE MIRARSE AL ESPEJO!.Entonces, por favor: ¡QUE ALGUIEN LE RECORTE LOS BIGOTES!
    Entonces… y pensando más arriba, me pregunto: ¿Tendrá maquilladora ?

  6. Queridas integrantes de Al Sur Digital:

    Realmente cada una de las notas de esta revista, nos moviliza … pues entre los espejitos de colores de nuestro flamante Jefe de Gabinete y el dolor por la vivencia de voy a ver una película y a comer unas empanadas…..
    Nos demuestra que la realidad supera a la ficción.
    Como ayudar a terminar con la pobreza en nuestro país es una tarea ardua de cada uno de nosotros y por supuesto, una responsabilidad indelegable de nuestros gobernantes.

    Las felicito por esta nueva puesta, es excelente.

    Espero con todo fervor, que tengan todo el apoyo de nuestra comunidad …..

    Las leo todos los días …. me encantó la entrevista al Lic. Espeche.

    Adelante !!!!!

  7. Muy dura la nota, lleva a una reflexión obligada y a hacernos cargo de la porción de responsabilidad que nos toca a cada uno de nososros, porque HAY pobreza y HAY hambre, y mirar para el otro lado no hace que esa relidad desaparezca, muy por el contrario la aumenta.
    Fernandez sigue destruyendo todo lo que toca! Una pena en un país tan rico y con tantas posbilidades.
    Sigan adelante con ESA mirada aguda y crítica que los caracteriza.

  8. Lucila

    Buenìsima la nota sobre la pobreza en la Argentina desgraciadamente nos refleja la realidad, no asì sucede con los funcionarios que opinan que la realidad es la que brinda el INDEC, ¿A què lugares van a encuestar?¿O son nùmeros dibujados? ……”Todo depende con el cristal que se lo mire”
    Cuanto màs ignorante es el pueblo mas fàcil se puede manejar a la gente. Hasta la pròxima ediciòn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *