Mundos…Tan Distintos?

Hablar de los “otros” en relación al “nosotros” implicaría una división, una barrera. Ser nycs en oposición al no serlo y los distintos matices que envolvería la existencia o la permanencia en ciertos lugares  se torna casi fundamental. El frío se mete en la piel al mismo nivel que nos acercamos más y más a estos sitios.

100_0936Sabemos que la construcción de la identidad surge de la interacción cotidiana que genera la internalización de los sistemas de actitudes y comportamientos.

En esta categoría la patagonia sería la única región del país que se identifica como bloque, una suerte de amalgama entre varias provincias definidas por ciertas características sociales, culturales y climáticas.

Siguiendo por esta ruta  Ser Nacido y Criado en el Sur “supondría” una serie de derechos o “privilegios” y a partir de allí se darían diferencias.

Sin embargo estos contrastes no existen más que en la representación social de algunas pocas personas y no debería existir más que como dato. Porque analizándolo detenidamente el número de nacidos y criados, quedaría considerablemente reducido.

Como si fuese un título nobiliario, esta distinguida sigla jamás ha sido el acceso a ningún mundo de castillos y reinos. Al menos no para la totalidad de quienes acreditamos en la partida de nacimiento pertenecer a estas latitudes.

Toda mi vida viví en el sur, años en una ciudad más grande y aunque también allí era Nyc son muy pocos los amigos que tuve con el rótulo de “local”. Ser el “otro”, el de “afuera” es más complejo que compartir “códigos lingüísticos o referencias geográficas”. Es estar excluido de algún círculo de pertenencia.

Afirmamos poseer ciertos rasgos y es cierto. Personalmente considero que esas características nos unen cuando estamos lejos del distrito de la estepa, alejados de los vientos y nos sentimos solos. Sentirse solo y lejos de casa.

Tratar a los demás como nos gustaría ser tratados, abrir las puertas. Generar vínculos es dar el espacio a aquella persona, esa familia que creyó en esta tierra por las razones que sea, estar predispuesto a conocer otras historias, a construir porque a partir de las diferencias se crece…

¿Estaremos haciendo eso? ¿Qué recuerdo se lleva la gente de este Sur y sus habitantes?

Estoy orgullosa de haber nacido en Puerto Santa Cruz, de haber vuelto y me encantaría que todas las personas se sintieran como en casa… ¿Hacemos algo para que eso pase?

La identidad es el fruto de un proceso clasificatorio y sirve de marco de opciones individuales, cada uno elige e integra y puede ampliar el cuadro de referencia achicando las distancias de los otros con nosotros, porque aquello que nos une es mayor que la barrera que nos separa.

SB.


4 comentarios acerca de “Mundos…Tan Distintos?

  1. Queridas amigas: Ya se hace costumbre el visitarlas quincenalmente, y redescubrir temas comunes…Quienes hemos tenido la oportunidad de desarrollarnos profesionalmente, y en forma personal, sembrar una familia, hacer una historia…dejar huella, o por lo menos intentarlo, sentimos el ser NYC, como una sigla distintiva, que le ha permitido “a nuestros hijos”, vivir en una Patagonia serena, criarse en una tierra llena de bendiciones, y alejada de los flagelos mas comunes, que aquejan a gran cantidad de hermanos argentinos, que decidieron vivir “amuchados”.
    Como dice nuestro cantautor patagonico Gimenez Aguero…”Tanta gente amontonada, y a mi me sobra lugar”.
    Pero hay otro sentimiento, sin sigla, que es el de quienes “DECIDIMOS” dejar el pago, y venirnos al sur, aceptando la invitacion, que hiciera en su cancion Don Aguero.El sentimiento de crecer en esta Argentina del viento, y de las distancias, del desarraigo inicial, pero del amor profundo por la tierra que nos permitio convertirnos en hombres.
    No se siente NYC, por nacimiento, por documento, sino por el tiempo que se le dedica a crecer, y hacer crecer esta zona. como dice Saint Exupery…el amor por la rosa tiene que ver con el tiempo y la dedicacion que se ha puesto en ella. un abrazo enorme. Se las dejo picando…

  2. Estimado Juan Domingo: Muchísimas gracias por sus palabras, efectivamente creo que se trata de una elección y son esas decisiones que muchas veces nos cambian la vida. Sin embargo también creo que a veces el ser portador de determinada sigla no garantiza demasiadas cosas, la intención es desmitificar en parte de que por “portación” de certificado de nacimiento “vendrán cosas por añadidura”. La idea es reconocer la presencia de todas esas personas que un día, como vos , apostó a estas tierras, de los que hemos vuelto creyendo que se pueden generar otras alternativas, trabajándo y construyedo .Es no bajar los brazos y también es darse el tiempo para conocer a otras personas que por el motivo que sea viven en estos lugares .Soy una convencida de que se suma en muchos sentidos “achicando las distancias de los otros con nosotros, porque aquello que nos une es mayor que la barrera que nos separa”.

  3. No solo la patagonia se identifica cómo “bloque”, los cuyanos ( demendoza, san juan y san luis) y los litoraleños (Entre ríos, corrientes y misiones, santafesinos) por no hablar de los Rioplatenses (Porteños,montevideanos,etc) también lo hacen.
    Los localismos han existido siempre y por supuesto generado características culturales propias, lo malo es cuando sirven de fundamento para la discriminación.La utopia, el pensamiento en la esperanza, esta en crear un mundo “en el que quepan todos los mundos”, como dicen los movimientos del 3er. milenio, la variedad cultural enriquece al mundo y potencia la aparición de respuestas nuevas, enciende y promueve la creatividad.

  4. A veces el ser NyC identifica, define, describe; para mi está bueno que eso pase, en la medida que no se transforme en una actitud segregacionista. Porque cuando se está en un lugar en donde no se es NyC, pero el sentimiento de pertencia del propio hogar define, identifica, describe, es lógico sentir la pertencia y estaría bueno q esa pertenencia sea reconocida por los NyC´s del lugar…
    Este planteo me surge cuando veo a unos cuantos amigos Argentinos, de orgen oriental, q a pesar de tener tantas o mas generaciones en la Argentina que yo, siguen siendo llamados Chinos y siguen pareciendo extranjeros aunque digan “Che”, tomen mate, coman chinchulines, las mamás les hagan milanesas con puré, y jamás hayan tenido en su meso como menú principal un plato de rata con verduras… Para pensarlo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *