Una España donde ya no regresará.

Somos nietos de otras tierras, de abuelos que un día buscando un futuro distinto cambiaron su destino y echaron raíces en estos lugares, dejándo su huella en nuestra memoria.

Y aunque la aspiración fundamental de los inmigrantes para dejar su país fuera hacerlo por una mejor calidad de vida, la mayoría en sus comienzos se encontró compartiendo   experiencias muy diferentes a sus sueños de “la América”.

A sus 83 años sigue trabajando. Su historia de vida es ejemplo de esfuerzo, incansable y sacrificado. Su lucidez y sentido del humor es sorprendente. Aún conserva en su memoria fragmentos de los cuentos que cuando iba a la escuela allá, en Las Parras de Castellote, el maestro del pueblo enseñaba.

Sentado en el sofá de su casa relata momentos del pasado, de cómo un día a los diez años tuvo que dejar el colegio para ayudar a su familia a trabajar la tierra “Planté 5500 plantas de viña, trabajé en fábricas de aceites, en un pueblo que se llamaba Torre Velilla. Era un pueblito donde  había muchas fábricas de aceite. Yo tenía que engranar, agarrar las bolsas en la carretilla”.

“Luego, en el pueblo donde yo vivía habían construído una fábrica de aceite, entré a trabajar por azar. De la gente que querían trabajar sólo quedaban  siete y me tocó a mí (…) Los demás se iban a juntar aceitunas, a trabajar la tierra”.

Sus manos y gestos delatan los años trabajados, sus ojos la emoción de la nostalgia por esa tierra – la macía- donde nació su abuelo y por ese pueblo que orgullosamente trae al presente.

Isabel vivía en la macía cercana, en términos criollos y según la explicación del aragonés entrevistado, era algo así como una especie de chacra.

“Cuando vino Franco y la Guerra Civil,  comenzó el racionamiento y ya cambió todo, por Ej. 200 gramos de pan por día por cada uno, un litro de aceite por mes por cada uno. Nosotros nos defendíamos porque teníamos la agricultura”. Pero cuando la situación se hizo insostenible pidieron la ayuda de los hermanos de ella que ya vivían en Puerto Santa Cruz y decidieron embarcarse rumbo a Argentina. “No era todo tan lindo como imaginábamos”.

Su familia, esposa e hijos.
Su familia, esposa e hijos.

Establecidos  en Santa Cruz , el primer trabajo que tuvo Fidel fue en la Chacra de Piedra Buena, fue sodero, ladrillero, trabajó en varias esquilas y confiesa haber aprendido el oficio de herrero mirando como se hacía. En ese entonces el pueblo tenía 1900 habitantes.

Explica que empezó a hacer ladrillos con  Maqueda y García quienes tenían la lechería. “Hicimos 2000 ladrillos, todos los ladrillos de la Prefectura, era  trabajo manual y había que laburar (…) en ese tiempo me vienen a ver para descargar bolsas que traían de la guanera”.

Cuando el trabajo con ladrillos disminuyó empezaron las instalaciones de gas, luz. Nadie le había enseñado, le bastaba ver y así finalmente armó las calderas del Colegio María Auxiliadora.

Actualmente Fidel sigue usando su ingenio, cada día charla con los responsables de construir las casas y los departamentos que más tarde alquilará.

Sin duda es una persona independiente, se autodefine como un luchador, con el recuerdo constante de sus seres queridos.  El agradecimiento a Celeste su apoyo incondicional, su hija y su mano derecha en los negocios.

sobre la ruta Permanece en su acento español, la nostalgia de una Europa a la que volvió a visitar muchos años después para reencontrarse con  su madre. Una España donde ya no regresará.


8 comentarios acerca de “Una España donde ya no regresará.

  1. BELLA BELLA NOTA AMIGA!!!
    LLORE DE EMOCION, DE ORGULLO!!!
    FUE DIFICIL SINTETIZAR TODA UNA VIDA DE TRABAJO Y SACRIFICIO…
    GRACIAS!!!
    TE QUIERO
    MUCHAS SUERTE EN ESTE NUEVO PROYECTO

  2. Los reconocimientos hay que hacerlos en vida, un Fidel desconocido y poder trasmitir toda la admiración que me despierta , la predisposición para sentarse y escuchar mis preguntas. Toda una vida de trabajo y también de voluntad y de ejemplo.
    Aprender a arriesgarse , a tomar los desafíos . Algo que me quedó grabado fue que este país sería otra cosa si los argentinos valoraramos más lo que tenemos, si realmente trabajaramos y en serio.
    Mis agradecimientos a tu abuelo , a tu familia y sobre todo a vos siempre presente.

  3. Qué emoción me provocó esta nota ! sobre todo por ver en Fidel a tantos abuelos que vinieron a poblar nuestra querida y silenciosa Patagonia, vinieron a buscar un horizonte lleno de trabajo y sacrificio, cuando no había nada y nadie te daba nada y eso si que era “hacer Patria” mi reconocimieto a Don Fidel, a su familia y a todas las familias pioneras . ¡Cuántos valores nos enseñanon y enseñarán con su ejemplo!

  4. Gracias Virna, es una emoción compartida y es descubrir en cada entrevistado una historia impensada. Me llena de satisfacción poder mostrar esos relatos que tantas veces no valoramos y que han hecho y hacen tanto por nosotros. Nuestros abuelos y papás …son parte de quienes somos hoy…Hay que tenerlos presente aunque sea en estas charlas.

  5. En primer lugar, felicitaciones por la página. Hacía falta algo así, donde la información sea mas objetiva, transparente y no viciada de un tinte solamente político para quedar bien con el de turno. Segundo, muy buena las notas, en especial esta de Don Fidel. Mis mejores recuerdos de la familia Cardona. Mis respetos para quienes la lucharon de abajo.Tengo la suerte de que nadie me la conto y con orgullo decir que he compartido la mesa cuando vivian en la casa de tucuman y sarmiento. Un Ejemplo de como se puede lograr objetivos. Y a ustedes toda la fuerza.

  6. En primer lugar las quiero felicitar por Al Sur Digital, página que estaba haciendo falta en nuestra localidad
    y que está hecha con mucha profesionalidad y seriedad. Quizá en algunas notas como en la de la Sociedad
    Española ó la del Cine Perfect hubieran quedado mucho mejor con una buena galería de fotografías de dis-
    tintas épocas, para que los que hoy viven en nuestro pueblo tuvieran la oportunidad de poder apreciar el
    importante movimiento social de aquellos años en los que hacer una fiesta, una obra de teatro ó los bailes
    de carnaval costaba muchos sacrificios por que en aquellas épocas no estaba la mano del estado apoyando
    como en los últimos años, que bienvenida sea… También los felicito y mucho por la nota a Fidel Cardona que es un verdadero ejemplo junto a su esposa de aquellos que vinieron a nuestra tierra a trabajar duro y parejo y que lo que hicieron lo fué hecho honestamente, como lo hicieran nuestros mayores cuando vinieron a principios del siglo pasado. Un fuerte abrazo para Uds. y otro grandote para Fidel de Marquitos

  7. Un verdadero placer leer la nota .Un merecido homenaje a este talentoso del trabajo y de la lucha cotidiana y honesta .Supo crecer y hacer crecer a su familia desde la misma adversidad ,superando todo , no solo lo economico , tambien las dificultades que la salud le puso en el camino.
    Para mi es el arquetipo del empeño y la lucha pionera que no se embandero en otra divisa que no fuera la del trabajo y la seriedad ….¡Que hermoso que los jovenes lo distingan desde esta página!
    Don Fidel no es solo el orgullo de su familia , lo es del Pueblo en general y de esa España natal , de la cual trajo los genes de superacion y empeño .Un abrazo y gracias por SEMEJANTE EJEMPLO ……. Esto es cultura del trabajo …….

  8. En primer lugar las quiero felicitar por Al Sur Digital, página que estaba haciendo falta en nuestra localidad
    y que está hecha con mucha profesionalidad y seriedad. Quizá en algunas notas como en la de la Sociedad
    Española ó la del Cine Perfect hubieran quedado mucho mejor con una buena galería de fotografías de dis-
    tintas épocas, para que los que hoy viven en nuestro pueblo tuvieran la oportunidad de poder apreciar el
    importante movimiento social de aquellos años en los que hacer una fiesta, una obra de teatro ó los bailes
    de carnaval costaba muchos sacrificios por que en aquellas épocas no estaba la mano del estado apoyando
    como en los últimos años, que bienvenida sea… También los felicito y mucho por la nota a Fidel Cardona que es un verdadero ejemplo junto a su esposa de aquellos que vinieron a nuestra tierra a trabajar duro y parejo y que lo que hicieron lo fué hecho honestamente, como lo hicieran nuestros mayores cuando vinieron a principios del siglo pasado. Un fuerte abrazo para Uds. y otro grandote para Fidel.
    Marquitos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *