Yo quiero de ese Té.

TAza de te

O lo que sea que estuvo tomando el Senador Carlos Reutemann para intempestivamente detonar su costado más bizarro con el exabrupto menos esperado, pero el más compartido.

La onda expansiva de las viscerales y colónicas expresiones del  potencial candidato a Presidente, generó una polémica casi comparable con el temperamental “Por qué no te callas” del Rey Juan Carlos de España al Presidente venezolano Hugo Chávez durante la última Cumbre Iberoamericana.

La genialidad de la poco elegante ocurrencia de Reutemann,   radica en sus consecuencias ontológicas. Como una especie de paladín de la solidaridad existencial, despertó de su náusea de vivir a muchísimos seres comprimidos,  que con una sentida, profunda, y potente apelación análoga a la de Reutemann, ahora se sienten habilitados a exorcizar la bronca, la angustia y el desengaño, que tanto mal hace preservar en las propias entrañas.

A modo de ejercicio, como es costumbre de este Medio, queremos brindar una lista de personajes o instituciones que se merecerían nuestro vituperio e invitamos a nuestros educados lectores a completar la nómina de personas a las que apelaríamos para que se guarden ya saben dónde, lo que a continuación detallamos:

A la Senadora Roxana Latorre,  su presencia en el Recinto que permitió habilitar el tratamiento de las Facultades Extraordinarias.

A los responsables de las políticas de seguridad, su ineficiencia.

A los narcotraficantes y sus aliados en el Poder, su impunidad para matar a nuestra gente.

A los corruptos. El poder y los millones que cuestan la pobreza del 40% de los argentinos.

A Fernández. Sus discursos que subestiman la inteligencia de la gente.

A los amigos de Kirchner. Las licitaciones hechas a medida y los “terrenitos” que se ganaron por sus muestras de afecto.

A Grondona. Su acuerdo con el Gobierno por el fútbol “gratuito” que en realidad nos cuesta millones a todos los argentinos.

A los contaminadores, sus desperdicios que destruyen nuestro planeta.

A los usureros. Sus ganancias sucias obtenidas a costa del sufrimiento de la gente.

Al Gobierno. El Proyecto de Ley de Medios que oculta intenciones de censura y manipulación.

A Clarín. Sus medias verdades que solo son dichas a manera de extorsión, cuando los perjudicados son sus propios intereses.

A los productores y consumidores de pornografía infantil. Un pan de TNT que les explote solo un ratito después de enterarse lo que se guardaron ya saben dónde. Que sufran, porque no tienen perdón.


Un comentario acerca de “Yo quiero de ese Té.

  1. A los que deciden dedicar su vida a representar al pueblo en un proceso democrático, y después se representan solo a si mismos y sus propios intereses, por antiéticos.
    A ellos mismos que para lograr tal fin, embaucan a los ciudadanos con discursos plagados de tecnicismos y carentes de contenido, porque no representan y no los entendemos.
    A todos aquellos que desvalorizan la vida humana a través de la esclavitud, la corrupción, el abuso, la discriminación, la privación ilícita de la libertad en todas sus formas, el abuso de autoridad, el abuso de poder… por nombrar algunas…
    Y a los que trafican mujeres, hombres y niños y los esclavizan, los maltratan, los drogan, los alcoholizan, entre otras vejaciones, con el único fin de convertirlos en oferta sexual para los cerdos que la consumen…
    La lista sería interminable, y me descargo mientras la hago, pero las cosas siguen pasando y eso me genera una gran impotencia….
    Gracias por el espacio de descarga!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *